Una sencilla flor

Por muy pequeños e insignificantes que nos pueda parecer que somos, siempre hay quien descubre nuestro valor interior.




Comentarios